Neuropsicólogo en Córdoba

Neuropsicología para adultos

La Neuropsicología es un tratamiento dirigido a la recuperación del sistema nervioso central tras un Daño Cerebral Adquirido.

Para su mayor efectividad es necesario que el tratamiento sea intensivo (lo que implica acudir varios días a la semana durante un periodo de tiempo) e individualizado (centrado en las características del paciente y su sintomatología) y que lo realice un neuropsicólogo.

La eficacia del tratamiento depende de una serie de factores: reserva cognitiva, tipo de lesión y tiempo transcurrido desde las mismas, intensidad del tratamiento.

Para realizar una buena intervención el neuropsicólogo realizará una valoración previa de las especialidades pertinentes y en función de los resultados realizar un programa adaptado a las necesidades del paciente.

Neuropsicología Infantil

La neuropsicología se centra en la relación del cerebro y la conducta, pero el cerebro infantil se caracteriza en que es un cerebro en desarrollo por lo que requiere un estudio específico. En la neuropsicología infantil podemos distinguir dos ámbitos:

  • La neuropsicología infantil básica que se ocupa del desarrollo del cerebro de los niños y de la forma de actuar de las funciones mentales superiores.
  • La neuropsicología infantil clínica que estudia las patologías infantiles que se deben a un daño cerebral y qué efectos tienen sobre la conducta.

¿Cuándo es importante la terapia de neuropsicología?

  • Daño cerebral adquirido
  • Traumatismo creneoencefálico
  • Accidentes cerebrovasculares ( ACV) o Ictus
  • Tumor cerebral
  • Infección cerebral
  • Anoxia cerebral
  • Tumores en el cerebro
  • Epilepsia
  • Nacimiento prematuro
  • Parálisis cerebral
  • Trastornos del lenguaje
  • Trastornos relativos al aprendizaje
  • Autismo
  • TDHA

Cómo trabajamos en Menteágil

Con la ayuda de un profesional de la psicología, realizaremos un trabajo en equipo:

Se recoge la historia clínica de paciente, las necesidades que presenta tanto él como los familiares y se realiza una selección de pruebas breves para contar con una primera aproximación.

Para realizar un programa de intervención adaptado a las características del paciente es necesario realizar una valoración exhaustiva previa.

En función de los resultados de la valoración, las características del paciente y las necesidades transmitidas tanto por la persona afectada como por sus familiares se elaborará un programa de intervención individualizado.

El tratamiento del ictus o del traumatismo será:

  • Intensivo e individualizado
  • La periocidad y duración del mismo será diferente según la sintomatología del paciente, el tipo de lesión y la casuística particular de cada familia. No obstante el equipo siempre aconsejará lo óptimo.
  • La terapia podrá combinar sesiones individuales y grupales (reducidos) si se considera que es necesario para el tratamiento del paciente
  • El material utilizado para las terapias será muy variado, desde métodos tradicionales a nuevas tecnologías en neurorehabilitación.
  • Los profesionales de MENTEÁGIL se podrán desplazar para realizar las terapias al domicilio del paciente o donde fuese necesario (domicilio, hospitales, residencias…)

De manera periódica cada tres meses se emitirá un informe cualitativo sobre el curso de tratamiento. Así mismo, de manera general se volverá a evaluar minuciosamente al paciente a los 6 meses de la intervención, no obstante esta fecha es una cifra aproximada pudiendo variar si el profesional lo considera oportuno.

Realizar la terapia desde el propio hogar y desde un lugar en el que uno se siente seguro puede eliminar factores externos que pueden interferir en la efectividad de la comunicación terapéutica. Asimismo, la terapia online también favorece la sensación de control y familiaridad sobre la relación terapéutica, consiguiendo una mayor adherencia. Al poder realizarla desde casa, un entorno que conocemos bien y del que lo sabemos prácticamente todo, es posible relajarse más desde la primera sesión.